Mercado laboral bajo un régimen capitalista

Luego de tanto esperar, buscar y defraudarme logre conseguir un trabajo bastante digno, donde las condiciones de contratación son las que todas las personas deberían de poseer. Esto no debería de representar una lucha continua para los ciudadanos argentinos, sino que es algo que exige nuestra Constitución, me pregunto por qué no la respetan? por qué todo en nuestro país tiene que costar tanto y más cuando no son hijo de….?

La gente tiene que gozar de los mismo derechos laborales y no ser clasificados como si  fueran objetos, que tienen que hacer valer su fuerza de trabajo con la finalidad de venderla en el mercado laboral y competitivo de nuestra sociedad, con la finalidad de que el empresario capitalista se adueñe de la plusvalía generándole grandes ganancias  Digamos NO! y reclamemos y luchemos por lo que merecemos! propuestas laborales y condiciones de contratación correcta y bien merecidas para cada uno de los argentinos y para quienes quieran llevar el pan de cada día a su casa, a su familia o para lo que sea.

Advertisements

Situaciones!

Luego de un largo viaje de regreso a casa del trabajo, me puse a pensar en las situaciones que observe en mi trabajo. Eso es algo que me gusta hacer en mis momentos libres, poder mirar las acciones y actitudes de la gente, quizás es porque no puedo salir de mi misma para ver las propias.

Note como las personas que son más jóvenes se toman a chiste su empleo, sin saber lo que realmente cuesta conseguir uno y luego mantenerlo. Una vez que han tomado el tiempo al mismo y a sus jefes, ya desarrollan “mañas” y ven en todo momento como hacer nada, pero a la vez fingiendo que hacen algo. Es increíble ver como se desarrolla esta actividad de una manera generalizada por todo el sector.

Luego observo a las personas que ya tienen algunos años y noto como se preocupan por su trabajo, por hacerlo lo mejor posible, se concentran en ello y solo hacen su tarea manteniendo buenos resultados. Ellos mismo te dicen “ojo no te prendas en la joda que hacen ellos (los mas chicos) luego termina llendoles mal”. De cierta manera tienen razón que luego terminan siendo despedidos porque no saben cuidar su lugar.

Por eso uno tiene que aprender a valorar lo que tiene al igual que su puesto de trabajo, ya que en la calle a miles de personas esperando por ese mismo puesto y que pueden hacerlo mil veces mejor que uno. Así que siempre hay que dar lo mejor de nosotros y esforzarnos por lograr lo que nos propongamos y los retos laborales también.